domingo, 27 de abril de 2014

RACISMO Y ANTIFEMINISMO REPUBLICANO, PLATAFORMA ELECTORAL DEMÓCRATA


Por Andrés Pascual

Tengo la impresión de que la categoría “prisionero de conciencia”, que le aplican supuestas organizaciones protectoras de derechos humanos a quienes sufren de persecusión en los países comunistas, si no son infiltrados, es la forma de proteger la posición política de esos perseguidos que, la mayoría de las veces, son comunistas y disienten por la llamada “política del callo pisado”, por envidias o por ojerizas de otros con poder para reprimirlos, sin que tengan que renunciar a sus principios marxista-leninistas. Muchas de esas organizaciones son matenidas y promovidas por marxistas, socialistas y algún “colao” como fachada.


Cuando se lucha contra regímenes comunistas, la verdadera y única opción es el anticomunismo, sin tapujos ni blandenguerías y así debe constar en su defensa; aunque los socialistas y los falsos gobiernos democráticos, como el de Estados Unidos, como las Uniones Europeas social “lo que sea...”, lo desacrediten con mala intención. En el mundo los buenos son los anticomunistas, cualquier otra posición no solo es falsa, sino mala y peligrosa para la soberanía y la libertad total del individuo, incluyendo al Vaticano “moderno”.

Como uno de los platos principales del decadente, reaccionario y peligroso menú que prepara el staff de cocina antiamericana de la ex Casa Blanca para el público que votará en las próximas elecciones de medio término; incluso, posiblemente sostenido para la grande dentro de 2 años, el racismo está a fuego completo y espesando el caldo: no hay una semana que no relacionen el fracaso de Obama con algún acontecimiento racista como culpable: desde Hank Aaron, que dice que ser anti-obamista es simpatizar con el KLAN; desde declaraciones abiertamente racistas, tendenciosas y revanchistas de Sharpton; hasta el propio señorón que usurpa el poder americano por la conversión a mierda de más del 50 % de su población, que ha dicho que “no lo quieren por negro”, cuando se sabe que su madre fue blanca...tampoco tienen en cuenta los fracasos en política exterior como resultado de su elevado índice de traidor comunista contra el país:

 
Esa política tiene como objetivo dividir a todo el mundo, a fin de cuentas, a los grupos que apoyan al desprestigiado partido de los Kennedys no les importa el país a la manera tradicional; es decir, fuerte, líder, moral y materialmente.

Hace poco, horas, Obama tuvo la oportunidad de revolver el excremento a su favor de forma subrepticiamente generalizada, al referirse a unas declaraciones de Donald Sterling (FOTO SUPERIOR), dueño de los Angeles Clippers de la NBA, de la forma que pudiera emplear cualquiera para retratarlo a él mismo:


En ingles, tomado de una publicación de la web, el tipo dijo en dos párrafos sobre el magnate: President Obama on Sunday described comments reportedly made by the owner of the Los Angeles Clippers "incredibly offensive racist statements," before casting them as part of a continuing legacy of slavery and segregation that Americans must vigilantly fight."When ignorant folks want to advertise their ignorance, you don't really have to do anything, you just let them talk," Obama said when asked to respond to Donald Sterling's reported comments. Obama's description of the controversy as part of a larger historical context is the latest example of his continuing willingness to expound on matters of race in his second term. Para nada cuenta lo provechoso del magnate socialmente:
 
Es decir, a pesar del sentido racista de lo que dijo Sterling, a quien le hicieron “una cama” indudablemente, un segundo término para alentar odios, revanchas... es el llamado a la guerra y la política que persiguen sobre control de armas forma parte del proyecto...no para recuperar el liderazgo de la nación que está entregando y destruyendo en todos los sentidos ¡Qué Dios proteja a EUA!
Según NEW REPUBLIC, Elizabeth Warren (foto con Kerry), “senior” senadora por Massachusets, es “la pesadilla de Hilaria”, porque el partido en el poder desea “la primera mujer” para la Casa Blanca, pero no cualquiera, sino la réplica del 1er negro: embustera, mentirosa y antiamericana:

 
A todos los efectos, están midiendo milimétricamente a la Warren para presentarla como “trigo limpio”, una vez que sería muy difícil que “el híbrido fuerte de la familia Clinton” escape con vida después de todos los actos antiamericanos en que participó o apoyó a su paso por Exteriores, con preferente importancia su silencio sobre la muerte de 4 norteamericanos en Libia que, si bien evadió las respuestas esclarecedoras sobre quién fue el responsable por la tragedia cuando fue llamada a testificar, sería imposible que volviera a tergiversar o evitar las respuestas en la carrera por la presidencia:

http://www.newrepublic.com/article/115509/elizabeth-warren-hillary-clintons-nightmare

Mientras, la senadora enseñó parte de su arsenal para la guerra al hacer diana de sus ataques a Ted Cruz, a Paul Ryan y al Tea Party, durante una intervención que hizo en un evento de apoyo al senador Al Franken en Minnesota.

Otro objetivo que tiene en agenda la Warren es el tema femenino, por el interés de su partido de lograr que salgan a votar por ellos la mayor cantidad de mujeres posibles que, como hicieron en Nueva York con las judías, “con la féminas se puede”. Por eso estuvo Hilaria hablándole a las metodistas como buena “sierva”; el apoyo “de mujer a mujer” es la iniciativa para combatir lo republicano, que tratan de demonizar como anti-femenino.

Debajo puse un link del año pasado sobre declaraciones de Gingrich y de Jeb Bush sobre cambios que debe hacer el partido republicano “por lo que cree la gente”:


Con el debido respeto, lo que leyó es una debilidad de principios, especie de bochorno trasnochado inaceptable cuando se defiende la trinchera conservadora.

Todavía no acabo de entender por “dónde le entra el agua al coco” con cierta gente; pero, por el desastre liberal en que han convertido a Estados Unidos, la posición republicana tiene que ser ultraconservadora, cualquier otra sugerencia es pusilánime y entreguista de los valores patrios. No se puede convocar al votante contra el partido en el poder con el mismo discurso que emplean estos, porque no se establecerían las diferencias conceptuales que hacen decadentes, traidores y antiamericanos a los demócratas. Foto libro de Sara Palin:

 
Al republicano lo ven como al partido del “anti” los que esconden su condición antiamericana y procomunista, o por apatía ante la recuperación de valores obligatorios para que el país pueda salvarse, interesados por oportunismo en que se cree la Patente de Corso que habilite el relajo absoluto, capaz de establecer y alimentar el estado de decadencia moral comparable a la Roma que cayó por lo mismo,.

Es a los negros, a los ilegales, a los gays, más algunos confundidos y todos traidores a la patria, a los únicos que puede ocurrírsele nombrar “anti” (negros e ilegales injustamente), de forma negativa, la proposición republicana esencial e histórica; a fin de cuentas, el incremento del racismo, el KLAN... son responsabilidad del partido demócrata.

Otro punto de vista sería cambiar la esencia del partido, por concesivo, a la misma de la pandilla demócrata, por lo que, quien entienda que se deben hacer cambios políticos para que no se identifique al partido de Reagan con lo “anti” a la manera como lo acusan los traidores y lo ratifica Jeb Bush, “menos de antiamericano”, que se cambie al otro, porque en esta carrera no hay términos medios ni otra perspectiva.

¿Acaso no le resulta sospechoso que el partido de Obama jamás emplee la palabra patria, traición o cualquier otra relacionada con estos conceptos sublimes ni en los ataques a los candidatos republicanos? ¿Por qué cree?




No hay comentarios.:

Publicar un comentario